CERRO MERCEDARIO 2019

Hermoso e indómito, lo vi desde su base en «Guanaquitos», pensé que esta vez sí, todo lo indicaba: el clima, el cuerpo, la cabeza, las ganas.
Luego de 8 días de porteos y aclimatación acometimos, llegando a 6200msnm, su cumbre nos miraba desde los 6770… Ahí, casi casi, pero una tormenta sorpresiva, (así es el clima de cordillera) dijo que no. La temperatura descendió, el cielo se cerró, como se cerró mi oportunidad de llegar a tan deseada cumbre. Pero la cumbre esta en volver sana y salva, e intentarlo nuevamente.
Allí me espera, y el deseo que me mueve a ella, sigue intacto. Recordé una frase, «voy hacia el fuego como la mariposa»
Es inevitable, imposible no desearlo. Pero una vez más, el Merce me espera para, con su permiso y con todo mi respeto, aceptar que no pude hacer la cumbre y que debo volver a intentarlo.
No me voy con las manos vacías, volví llena de ganas, experiencias nuevas, amigos que nos regala la montaña, el haber superado los 6000msnm (para mí, un logro personal), y con la certeza que debo intentarlo una vez más.
Gracias Merce, gracias pachamama, gracias hijo por esperarme y creer en mis proyectos, gracias viejo por iluminarme, gracias!
Apoyaron esta aventura
“Baho Aventura” por alojarnos y transportarnos. Excelente logistica
“Altis Espacio Deportivo”, “Tavarozzi Deportes”, “IMG diseño»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *